La experimentación

La EXPERIMENTACIÓN es un elemento fundamental en toda ciencia natural. Los avances científicos dependen del apoyo que puedan tener en una serie de experimentos críticos. Hasta que un experimento no proporciona comprobación profunda de la validez de una teoría y es confirmada por otros científicos, la teoría no es completamente aceptada.

El objetivo de un experimento es relacionar y comparar las propiedades que el científico observa durante su ejecución.

Veamos algunas definiciones:

MAGNITUD: propiedad atribuida a un fenómeno, cuerpo o sustancia que puede ser cuantificada. Pueden ser:

  • Escalares: aquéllas que quedan completamente especificadas mediante un número y la unidad adecuada.
  • Vectoriales: magnitud que, para su descripción, precisa, además de la unidad, un módulo y una dirección

Según otra clasificación, pueden ser:

  • Fundamentales: no pueden definirse en función de ninguna otra ( longitud, masa, tiempo …)
  • Derivadas: se definen a partir de las fundamentales ( velocidad, densidad … )

 

Medida de una magnitud: es compararla con otra que se toma como unidad o patrón. 

¿Cómo se consigue cuantificar un fenómeno? Midiendo. Pero medir con rigor no es sencillo, ya que toda medición lleva asociado cierto grado de incertidumbre, unas veces debido al propio instrumento de medida y otras, debidas al observador que realiza la medida. Por ello, es importante siempre cuantificar o al menos, acotar el ERROR.

Unidad: elemento definido y adoptado por convenio con el que se comparan otros elementos de la misma clase para expresar su valor. Se le llama también patrón.

Valor de una magnitud: expresión cuantitativa dada por el producto de un número y una unidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *